Aviso de no discriminación

Es política del hospital proveer tratamiento médicamente apropiado que sea equitativo en todo momento y en cualquier circunstancia, independientemente de la raza, color, religión, origen nacional, sexo, edad, estado civil, aspecto personal, orientación sexual, situación de veterano de guerra, responsabilidades familiares, discapacidad, enfermedad infecciosa, matriculación, afiliación política, fuente de ingresos o lugar de residencia o trabajo.

Servicios para pacientes con discapacidades

Es política del hospital proveer tratamiento médicamente apropiado sin discriminación ilegal basada en si un paciente tiene una discapacidad, se considera que tiene una discapacidad o tiene una enfermedad infecciosa que puede o no considerarse como una discapacidad. Las enfermedades infecciosas pueden incluir la hepatitis B, la hepatitis C, la tuberculosis multirresistente, la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA).

Por ejemplo, un médico no puede negarse a realizar, ni desestimar, una cirugía u otro procedimiento simplemente porque el paciente tiene VIH o SIDA. Sin embargo, un médico puede hacer una determinación médica razonable, basada en el conocimiento médico actual, de que la enfermedad de un paciente y la condición médica actual hacen que tal procedimiento no sea aconsejable para el paciente individual

Si cree que usted o cualquier paciente ha sido discriminado debido a una discapacidad o enfermedad infecciosa, comuníquese con el jefe de Enfermería o con el Departamento de Gestión de Riesgos durante el horario laboral regular. También puede comunicarse con el Departamento de Derechos Civiles del Estado en 916-654-2327, o puede comunicarse con la Sección de Derechos de Discapacidad del Departamento de Justicia llamando al 800-514-0301.