Alivio del reflujo ácido sin incisión quirúrgica

La funduplicatura transoral sin incisión (TIF®) es un nuevo procedimiento quirúrgico que ofrece alivio de la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) sin incisiones quirúrgicas. El procedimiento TIF es la reparación menos invasiva de la barrera antirreflujo que no requiere incisiones internas ni disección. La mayoría de los pacientes puede volver a casa al día siguiente y al trabajo y a las actividades cotidianas en unos pocos días.

Durante el procedimiento, con el paciente bajo anestesia general, los cirujanos insertan un dispositivo equipado con una pequeña cámara a través de la boca del paciente en dirección al estómago. Los cirujanos manipulan el dispositivo para crear y sujetar pliegues de tejido (plicaturas) y crear una válvula antirreflujo donde se conecta el estómago con el esófago. Después de dos años, la mayoría de los pacientes de TIF pueden volver a consumir los alimentos que antes no toleraban y pueden dejar de tomar medicamentos.

Candidatos para el procedimiento TIF

Los pacientes que tienen ERGE son candidatos para el procedimiento TIF si:

  • Tienen síntomas molestos de ERGE con frecuencia
  • Ya no responden adecuadamente a las terapias farmacológicas
  • Están preocupados por los efectos a largo plazo al tomar inhibidores de la bomba de protones
  • Consideran la cirugía, pero les preocupan las complicaciones y los posibles efectos secundarios de la cirugía laparoscópica antirreflujo

Beneficios del procedimiento TIF

Los beneficios del procedimiento TIF incluyen:

  • No se hacen incisiones externas en la piel ni quedan cicatrices
  • No se hacen cortes internos, lo que favorece una recuperación más rápida
  • No limita las futuras opciones de tratamiento
  • Puede corregirse si es necesario