Cirugía de riñón mínimamente invasiva

Los riñones son dos órganos pequeños ubicados detrás del abdomen, uno a cada lado de la columna vertebral.

Ambos riñones producen orina para eliminar subproductos tóxicos y el exceso de líquido del cuerpo, lo cual ayuda a mantener un equilibrio vital de sal, potasio y ácido.

Una afección común que afecta el riñón es el bloqueo de los uréteres, los tubos que transportan la orina de los riñones a la vejiga. Los bloqueos pueden causar graves efectos secundarios, como infecciones o cálculos renales. Si no se tratan, los bloqueos pueden causar dolor crónico y dañar el riñón con el paso del tiempo.

El cáncer también puede afectar los riñones al formarse en los pequeños tubos dentro del riñón que filtran la sangre o en el centro del riñón donde se recolecta la orina.

Usualmente, las afecciones no cancerígenas del riñón que involucran un bloqueo pueden tratarse mediante una desobstrucción. Según el tipo de bloqueo, es posible que se requiera cirugía. El cáncer de riñón es relativamente resistente a la radioterapia y la quimioterapia, de modo que un tratamiento estándar para cáncer localizado de riñón es la extirpación del riñón o los tumores que lo afectan.

Tradicionalmente, la cirugía de riñón se realiza a través de un enfoque abierto, el cual requiere una gran incisión abdominal. Otro enfoque, la laparoscopia convencional, es menos invasiva, pero limita la destreza, la visualización y el control del médico en comparación con la cirugía abierta.

El sistema quirúrgico da Vinci® combina las mejores técnicas de la cirugía abierta con un enfoque mínimamente invasivo asistido por robot. La precisión y destreza que se logra gracias a la instrumentación de avanzada del sistema quirúrgico da Vinci les ofrece a los cirujanos un enfoque mínimamente invasivo para el tratamiento de trastornos renales y cáncer de riñón.

El sistema da Vinci usa tecnología de avanzada que permite a los cirujanos realizar una operación más precisa que no se podría lograr con la instrumentación convencional. Además, puede ofrecer numerosos beneficios potenciales que la cirugía abierta no ofrece, entre ellos:

  • Reducción significativa del dolor
  • Menor pérdida de sangre
  • Menos transfusiones
  • Menor riesgo de infección
  • Cicatrices más pequeñas
  • Hospitalización más breve
  • Recuperación más rápida
  • Mayor potencial para la preservación del riñón en ciertas operaciones de cáncer prescritas
  • Mejores resultados clínicos, en muchos casos

Los resultados individuales pueden variar. Existen riesgos asociados a los procedimientos quirúrgicos. Consulte con su médico acerca de dichos riesgos para saber si la cirugía robótica es una opción apropiada para usted.

Si necesita un referido a un médico de Palmdale Regional Medical Center, llame a nuestro servicio gratuito de referidos médicos al 1-800-851-9780.