"Ahora llevo una vida muy distinta de la que alguna vez pensé que tendría".

Lydia Rella perdió más de 120 libras despué de la cirugía para la pérdida de peso en Palmdale Regional Medical Center. Comparte su historia:

Hace unos meses, antes de decidir someterme a la cirugía para la pérdida de peso mi madre tuvo una obstrucción intestital grave, le hicieron una cirugía mayor, estuvo hospitalizada por tres semanas y pasó un mes y medio en un centro de rehabilitación. Tanto mi madre como yo siempre tuvimos el problema de subir de peso. Su cirugía no fue consecuencia directa de su peso, pero fui testigo de cómo su peso afectó cada parte de su cuerpo. Cada afección, menor o mayor, empeoraba por su peso: la función cardíaca, el azúcar en sangre, el colesterol alto y demás. Fue aterrador, en especial porque somos muy similares en cuanto a nuestro cuerpo. Fue una imagen tenebrosa de mi posible futuro que me pareció muy desolador. Había visto que otras personas pasaron por la cirugía para la pérdida de peso y siempre la consideré como un "último recurso", pero tal vez eso era justamente lo que necesitaba.

He hecho dietas anteriormente y no puedo decir que no he tenido resultados satisfactorios. Pero nunca tuve resultados duraderos. El azúcar era mi kriptonita. El pan, las pastas y el arroz tampoco habían quedado tan atrás. Probé con recursos como Weight Watchers, Medifast, contar calorías y membresías a los gimnasios, pero los buenos resultados no fueron constantes.  Perdía 30 libras y volvía a subir 40, siempre con altibajos, sin poder llegar nunca al peso que tenía como objetivo. Si quería cuidar mi salud, se justificaba hacer algo más drástico.

Hacía poco un amigo se había sometido al procedimiento de manga gástrica, del cual hasta ese momento nunca había oído. Me gustó el hecho de que el organismo continúa trabajando básicamente de la misma forma, solo que con un área estomacal mas pequeña. El bypass me pareció una opción muy drástica para mi debido a la cantidad de sobrepeso que tenía. Entonces, comencé a buscar por Internet los mejores médicos cerca de mi casa y encontré al Dr. John Yadegar. Hablé con mi médico de atención primaria. Coincidió con que esta sería una excelente opción para mí y presentó el referido al Dr. Yadegar. Si bien tenía dudas por la distancia, también me entusiasmaba su reputación y reseñas. En mi opinión, es más importante dar con el médico adecuado que ir al que a uno le refieren".

Conozca más sobre la cirugía para la pérdida de peso >

Después de todas las citas, pruebas y la información y las pruebas solicitacas por el Dr. Yadegar, pasé por el quirófano. Honestamente puedo decir que jamás estuve tan bien preparadao para una cirugía. Jamás. Pasé tres días en total en el hospital y el personal de Palmdale Regional Medical Center fue fantástico. Quedarme en un ala del hospital dedicada exclusivamente a cirugías abdominales me hizo sentir muy cómodo. Uno sabe que está en manos de un personal que está familiarizado con el procedimiento y que los otros pacientes probablemente están en la misma situación. La información que me proporcionaron en el consultorio del Dr. Yadegar fue fundamental para que pueda hacerme cargo de mí mismo y lograr un resultado final saludable.

El personal del consultorio del Dr. Yadegar fue realmente maravilloso. Ahora llevo una vida muy distinta de lo que alguna vez pensaba. Comencé el proceso con 248 libras y ahora, dos años después de la cirugía, mantengo un peso de alrededor de 125 libras. Ir tres veces por semana a un gimnasio estilo campamento militar pasó a ser parte de mi rutina y en verdad puedo decir que estoy en mejor forma que cuando iba a la escuela secundaria. Requiere esfuerzo y es una herramienta, no es magia. Mi responsabilidad es usar esa herramienta para garantizarme un futuro saludable. El Dr. Yadegar y su personal lo hicieron posible y no puedo estarles más agradecido".